Si hay alguien que no para de sorprendernos, son LOS NIÑOS. A pesar de ser tan pequeños, nos enseñan a querer sin limite, a sonreír y a ser inocentes. Si, ya sé que a veces te los comerías. Por regla general nos empeñamos en que vean el mundo bajo nuestros ojos de adulto, y es más enriquecedor hacerlo al revés, verlo bajo sus ojos de niños. Ver el mundo bajo su perspectiva, como ellos lo ven, como lo sienten, nos sorprendería lo distinto y gratificante que es. Nuestros CeliaKids desde niños están aprendiendo a vivir con su intolerancia, lo que…
Leer Más »