Parafraseando a Miguel Hernández, “en Orihuela, su pueblo y el mío…”, pasamos un gran fin de semana en compañía de grandes amigos, de grandes personas dedicadas en cuerpo y alma a la difusión del conocimiento de la enfermedad celíaca, grandes luchadores por la tan traída y llevada “Normalización” y el aumento de la calidad de vida del celíaco cuando sale fuera. No se me ocurre un mejor sitio que Orihuela para unir a tanto trabajador entusiasta, abnegado y persistente en la lucha por mejorar nuestra existencia.

Todo debió empezar ya hace muchos meses, porque no se prepara en unos pocos días ese derroche de organización y buen hacer del que ACECOVA, y en especial su estructura en la Vega Baja, hicieron gala.

Tras todo ese trabajo quedó, como suele ocurrir cuando la gente se deja el alma en un empeño, un excelente EVENTO (sí, con mayúsculas) en el que no faltó de nada. El Día Nacional del Celíaco 2014 en Orihuela resultó REDONDO.

10171869_730531326989762_8268900902630085502_n

La noche del viernes, tras ocupar nuestras habitaciones en el hotel Melià Palacio de Tudemir Boutique (búscalo en nuestra web generalista para echarle un vistazo), nos dirigimos a disfrutar de una excelente cena en la Pizzería Vía Venetto (os dejo aquí el enlace a su página de Facebook) Yo pedí como plato fuerte una pizza Vía Venetto sin gluten (con tomate, queso, atún, gambas y cebolla) que estaba ESPECTACULAR.

IMG_3934

Tras una agradable tertulia, que se hubiese prolongado hasta altas horas de la madrugada de no ser porque nuestro sentido de la responsabilidad nos decía que al día siguiente había que echar el resto, nos retiramos a descansar en nuestras confortables camas.

No es la primera vez que compartimos mesa, mantel y conversación con la mayoría de las personas que componían el grupo y no sé por qué, pero por mucho tiempo que estemos juntos, nunca decae la conversación y siempre quedan cosas por decir. Definitivamente hay grandes conversadores en este grupo y, sobre todo, hay “buen rollo” y buena gente. ME GUSTA

-¿Estoy abusando de las mayúsculas? ¿y de los adjetivos grandilocuentes?… Tal vez, pero es que el fin de semana fue MARAVILLOSO (…Hala, otra vez el “Bloq Mayús” activado…)-

A la mañana siguiente nos esperaba una gran sorpresa. Cuando bajamos a desayunar, nos encontramos con un excelente surtido de productos sin gluten, perfectamente identificados y separados, en el buffet. Da gusto encontrar hosteleros que estén dispuestos a invertir recursos en facilitar la vida del celíaco. Como podéis imaginar, no resulta fácil adaptar los procedimientos en cocina y sala para eliminar todos aquellos puntos críticos en los que puede haber contaminación cruzada. Es necesaria una muy buena disposición por parte del staff del hotel y, por supuesto, mucha ayuda. En el caso de la Comunidad Valenciana tenemos una enorme ventaja; contamos con Ramón, un incansable y metódico trabajador que no deja nada al azar. ¡BUEN TRABAJO! (otra vez se me ha ido el dedo al bloqueo de mayúsculas, no lo puedo evitar)

IMG_3937

A partir de aquí todo se vuelve un poco borroso. Dado nuestro doble papel de blogueros y empresa colaboradora, tuvimos que dedicar el resto del día a informar de nuestros productos y servicios a la gente que amablemente se acercó a interesarse por nuestro negocio. MUCHAS GRACIAS por regalarnos ese tiempo y por todas esas palabras de apoyo y ánimo a este proyecto empresarial.

IMG_3941

Evidentemente, nos perdimos el “Show Cooking” de harinas panificables, pero no os preocupéis. Aquí tenéis el link a las crónicas de sus protagonistas:

La luz volvió a encenderse para mí a la hora de la comida (¡qué hambre, Dios mío! ¡Qué hambre!). Disfrutamos de una súper-paella excelentemente ejecutada, una cervecita sin gluten (sólo una, que había que seguir currando) y un cono de helado delicioso y adictivo.

Tras la comida, otra vez las sombras… De nuevo acudo a las protagonistas para que nos cuenten lo sucedido en el Show Cooking Dulce; he aquí los enlaces a los blogs de Raquel y Dany:

Después entró en acción Destinos Sin Gluten, para compartir cartel en la tertulia “LA CELIAQUÍA, RESPONSABILIDAD DE TODOS” con Ana y Víctor (Caminar Sin Gluten), Raquel (Celiaquines), y Dany (Singlutenismo). La labor de conducir la tertulia, corrió a cargo de Jesús Salinas, ACECOVA Vega Baja.

Voy a dejar el peso de la crónica a nuestros amigos Caminantes, pero no quiero dejar pasar la ocasión de señalar un punto fundamental que surgió durante la tertulia:

Por nuestra profesión, conocemos la situación de muchos países en el proceso de normalización de la vida del celíaco en la calle; y en todos los casos hay una relación causa – efecto entre la fortaleza de las Asociaciones de Celíacos y la oferta “Sin Gluten”. Países con asociaciones fuertes, como es el caso de España, cuentan con una gran oferta hostelera que va incrementándose día a día debido a la labor de las mismas. En los países con asociaciones débiles, como es el caso de nuestra vecina Francia, se complica enormemente la vida del celíaco fuera de casa.

Resumiendo, el asociacionismo ha funcionado en este y otros países, apoyémoslo.

Y ahora sí, aquí está la crónica de Víctor y Ana:

Tras la jornada, volvimos al hotel… y aquí comienza lo peor del fin de semana… No por la cena que nos sirvieron en Melià Palacio de Tudemir Boutique, que fue exquisita; si no por los acontecimientos de importancia general que ese día se desarrollaron.

Destinos Sin Gluten y Famalap éramos los únicos aficionados al Atlético de Madrid que asistimos a la cena. Podéis suponer que no sabíamos dónde meternos cuando, después de 93 minutos de chanzas y condescendencia, Sergio Ramos metió el gol del empate. Una situación particularmente dolorosa se produjo cuando Isabel Tejedor, presidenta de ACECOVA y madridista convencida, se acerco con cierta sorna a desearnos “Buenas Noches”

Bromas aparte, pese al dolor de la derrota, la cena fue muy agradable.

IMG_3944

Para rematar el fin de semana, el domingo disfrutamos de una visita turística por la ciudad, nos recibieron en el ayuntamiento de Orihuela y compartimos una nueva comida con todos los participantes; pero creo que esta parte de la historia merece un capítulo aparte, en el que os contaremos la emoción que sentimos al recorrer la casa de Miguel Hernández (uno de nuestros poetas favoritos) y otros pensamientos y experiencias de ese día.

En Orihuela, su pueblo y el mío, se me
ha muerto como del rayo Ramón Sijé,
con quien tanto quería.

Yo quiero ser llorando el hortelano
de la tierra que ocupas y estercolas,
compañero del alma, tan temprano…

¡Qué despiste! me olvidaba de poner aquí el excelente vídeo reportaje que Foodie – Channel elaboró del evento.

¡Solucionado! Ahora sí, hasta la próxima…

Alimentando lluvias, caracolas
y órganos mi dolor sin instrumento.
a las desalentadas amapolas
daré tu corazón por alimento…

(Visited 82 times, 1 visits today)