Significa en árabe bola de almendra, muy fácil de hacer y cuya historia es digna de los cuentos de las mil y una Hace mucho tiempo, cuenta la leyenda, un genio malvado privó Túnez de dátiles. El sultán que reinaba por entonces era un hombre cruel. Sólo los confites tenían el poder de dulcificar su carácter. De día en día se reducían las reservas de dátiles. Una de las cocineras de palacio, creyendo engañar las papilas del sultán, hizo unas bolitas de masa de almendra, pistachos y avellanas. Descubierta la superchería, el rey la decapitó. Enloquecida por seguir la misma…
Leer Más »