Desde que mis ratones han empezado a tener mania a los colores, en lo que a la comida se refiere, más empeño he puesto en hacer cosas que le gustas de mil colores.
Y he de decir, que parece que funciona, por lo menos no se niegan a probar lo nuevo, y cuando ven algo llamativo en el plato, lo comen, aunque no lo terminen, pero algo es algo.
Este es un bizcocho de yogur, con muchos colores.
(Visited 131 times, 1 visits today)