Que conste, que las ha bautizado con dicho nombre, mi ratoncito.
Cuando una vez subido en su taburete, para ayudarme (según él, les encanta trastear con las masas, con los rodillos, y utensilio varios, disfrutan mucho de cocineros, y ayudandome, esto también según ellos, claro).

Y ha sido verlas, y decir:
.- Mamá, si son galletas de amor.
.- Te Quiero (con beso incluido).

Así que ya me diréis, ¿a que son de AMOR, pero con mayúsculas?

Por cierto FELIZ SAN VALENTIN A TODOS.
La masa es la misma que las galletas de ositos, lo único diferente, es que he dividido la masa en dos, y a una de ellas le he añadido colorante rojo.

RESULTADO:

(Visited 71 times, 1 visits today)