«Pero si sabe a sandía, y en helado»
mis ratoncitos no se lo podían creer.

«Es que mamá es maga, y ha puesto la sandía en el helado de vainilla»

Ni que decir tiene la sonrisa que tenia escuchando al par de dos.

VASITOS DE CHOCOLATE CON HELADO DE SANDÍA

INGREDIENTES:

  • 450 g. de Sandía
  • 175 g. Azúcar
  • 1/2 cucharadita de zumo de limón
  • 720 ml. Nata líquida
  • 240 ml. Leche
  • 4 yemas de huevo
  • 1 pizca de sal.

ELABORACIÓN:

  • Picar la fruta, y añadir 4 cucharadas de azúcar de los 175 g.
  • Añadir también el zumo de limón.
  • Reservar y dejar reposar a temperatura ambiente durante 1 hora.
  • En un cazo añadir la nata junto la leche y cocer a fuego medio, hasta que empiece a hervir.
  • Momento en el cual añadiremos el resto de azúcar que nos quedó, junto con la sal.
  • Remover de vez en cuando hasta que el azúcar esté disuelto, aprox. 5 minutos.
  • Retirar del fuego y dejar enfriar.
  • Batir las yemas.
  • Y sobre ellas añadir la mezcla anterior poco a poco.
  • Batir hasta integrar todo bien.
  • Poner de nuevo la mezcla en un cazo con fuego medio-bajo hasta que la mezcla espese y adquiera consistencia parecida a las natillas, pero sin llegar a hervir, pues el huevo se cortaría.
  • Verter la mezcla sobre la fruta reservada y mover hasta integrar todo bien.
  • Tapar y refrigerar un mínimo de 4 horas y un máximo de 2 días.
  • Verter la mezcla en heladera y seguir las indicaciones del fabricante.
  • Una vez hecho guardar en el congelador, hasta su uso.
Para los vasitos de chocolate:
  • Fundir el chocolate, en este caso chocolate Nestlé Postre, y chocolate con leche de Nestlé.
  • En el interior de un molde de flan desechable, poner el chocolate hasta cubrir el envase entero.
  • Guardar en la nevera para que enfrie.
  • Una vez frío, volver a repetir la operación, hasta obtener el grosos del vasito que queramos.
  • Cuando ya tengamos el vasito, romper con cuidado el molde y nos quedaremos con el chocolate en forma de vasito.
  • Guardar en la nevera, hasta su utilización con el helado.
NOTAS:
Se puede utilizar cualquier tipo de fruta fresca, en la misma cantidad.
También se le puede añadir una cucharadita de esencia de vainilla, almendra,u otro al gusto del consumidor.
En este helado no lo lleva.
La fruta en mi caso la triture entera hasta hacerla un puré, pensando que gustaría más si no aparecían «trocitos».
Si no se tiene heladera, seguir el mismo proceso y poner la mezcla en un recipiente apto para el congelador (los de acero, son los ideales, ya que el metal acelera el proceso de congelación).
Lo dejamos 1 hora aproximadamente.
Pasado ese tiempo, lo sacamos, ya habrá congelado ligeramente, sobre todo los bordes, y con unas varillas batir enérgicamente hasta romper los hielos que se hayan formado.
Introducir nuevamente en el congelador y repetir esta operación cada 40 minutos, 3 ó 4 veces más o hasta obtener una textura cremosa.

Es mi primera aportación al Circulo Dulce de WholeKitchen.

RESULTADO:

(Visited 27 times, 1 visits today)