Es la frase que nos encontramos en numerosas etiquetas, que automáticamente rechazamos y que para los fabricantes es como un salvaguardia. Real Decreto 2220/2004 por el que se modifica la norma general del etiquetado, presentación y publicidad de los productos alimenticios. Los fabricantes tienen la obligación de indicar, en la etiqueta de ingredientes, si se ha añadido de forma intencionada trigo, cebada, centeno y avena o cualquier derivado de estos cereales, con independencia de su cantidad. Por ello hay algunos productos en los que se indica en la etiqueta que contienen gluten y sin embargo aparecen en esta publicación, (página…
Leer Más »