Por mucho que nos empeñemos en hacer las mismas comidas sin gluten que las que tienes gluten, siempre se nos escapara algo.
Ese sabor que es imposible poder conseguir, ese sabor que lo hace inimitable, inconfundible.
Y sé que es más empeño mio que de mis ratones, pues hasta ahora no habían probado este manjar, no sabían que era comer una rosquilla-panrico, y no lo sabrán, primero por ser bollería industrial, y segundo, y más importante por ser con gluten.
Hasta ahora mis experimentos donuts, no han sido muy fructíferos, que digamos, así que receta que veía, receta que hacia.
Cuando Nuria publicó sus donuts, que sabían a donuts, me dije que los haría, se trata de probar hasta dar con la receta ideal.
Pero la sorpresa a sido al probarlos, REALMENTE SABEN A DONUTS.
¡¡¡¡¡AL CIELO PONGO POR TESTIGO, QUE JAMÁS VOLVERÉ A HACER OTROS DONUTS!!!!

DONUTS SIN GLUTEN

INGREDIENTES:

  • 250 gr. de harina proceli.
  • 130 gr. de leche
  • 1 huevo
  • 40 gr. de azúcar.
  • 40 gr de mantequilla derretida.
  • 1 sobre de levadura panificable Maizena
  • 1 Cucharadita de agua de azahar
  • 1 cucharadita de esencia de vainilla
  • 3 semillas de cardamomo.

ELABORACIÓN:

  • Mezclar todos los ingredientes sólidos: harina, azúcar, levadura, agua de azahar y cardamomo
  • A continuación la leche templada con la esencia de vainilla, el huevo batido y la mantequilla derretida
  • Remover hasta obtener una masa homogénea.
  • La sacamos del bol y, sin añadir harina en la mesa, empezamos a amasarla de la siguiente forma, fuerte, y sin dejar de golpearla.
  • Tras 10 minutos, aproximadamente, la masa se vuelve elástica y uniforme.
  • Meter en el horno con un vaso de agua caliente para que se mantenga la humedad en la masa y no se seque, dejar durante una hora. La masa no doblará su volumen.
  • Echar un poquito de harina en la superficie donde vayamos a trabajar y extender con un rodillo hasta dejarla de un grosor de un centímetro aproximadamente.
  • Dar forma a los donuts
  • Calentar otra vez el vaso de agua y volver a meter al horno. En unos 3/4 de hora habrá doblado su tamaño.
  • Freír en aceite de girasol no demasiado caliente, para que se hagan bien por dentro.
  • Escurrir el aceite sobrante en papel de cocina.
  • Decorar al gusto, con chocolate o azúcar.
  • Servir y Disfrutar.
(Visited 78 times, 1 visits today)