Al igual que las rosquillas de azúcar, los huesos de San Expedito me hacen recordar mi niñez, el olor al verlos como los hacían, y ese sabor tan característico.
Es por eso que no podía pasar sin intentarlo, sin adaptarlos al mundo sin gluten, quería revivir esos recuerdos, los olores, y los sabores, hummm los sabores.
¿Pero iba a ser capaz de conseguir los sabores de mis recuerdos en el mundo sin?
SI         
Lo conseguí, y me emocione, cerré los ojos, y me transporte al pasado.
Y lo mejor de todo, que a mis ratoncitos les han encantado, les gustaron, y eso es otro recuerdo para recordar (valga la redundancia), en el futuro.

HUESOS DE SAN EXPEDITO SIN GLUTEN.

INGREDIENTES:

Son los mismos que para las rosquillas caseras.

ELABORACIÓN:

  • Batir el huevo y mezclar con el azúcar, el aceite y la leche.
  • Cuando ya esté bien mezclado añadir la harina, poco a poco.
  • Ir moviendo hasta mezclar bien, y volver a echar más harina, así hasta terminar con los 150 gr. 300 gr.
  • Una vez que la masa esta ligada, dejar reposar.
  • Coger masa y dar forma a los huesitos.
  • Freír en abundante aceite caliente.
  • Según salen de la sartén, escurrir el exceso de aceite en un papel de cocina.
  • Decorar con azúcar glas.
  • Servir frías y Disfrutar.

RESULTADO:

(Visited 80 times, 1 visits today)