Al igual que las rosquillas de azúcar, los huesos de San Expedito me hacen recordar mi niñez, el olor al verlos como los hacían, y ese sabor tan característico. Es por eso que no podía pasar sin intentarlo, sin adaptarlos al mundo sin gluten, quería revivir esos recuerdos, los olores, y los sabores, hummm los sabores. ¿Pero iba a ser capaz de conseguir los sabores de mis recuerdos en el mundo sin? SI          Lo conseguí, y me emocione, cerré los ojos, y me transporte al pasado. Y lo mejor de todo, que a mis ratoncitos les han encantado, les gustaron,…
Leer Más »